La luxación de codo es una de las luxaciones más frecuentes en adolescentes y niños.

Es una lesión aguda que se produce sobre todo en caídas con el codo en extensión al realizar actividades deportivas o en accidentes de tráfico.

La sintomatología de la luxación de codo con la que cursa es dolor, deformidad articular y dificultades en la movilidad.

Como complicaciones se pueden producir afectaciones musculares, neurológicas y fracturas articulares.

Por ello normalmente antes de proceder a su tratamiento se deberá complementar la exploración médica con estudio radiológico para descartar fracturas asociadas.

El tratamiento de la luxación de codo consiste, en primer lugar, en la reducción o reajuste de la fractura que se realizará en el centro hospitalario, inmovilización y posteriormente movilizaciones activas y fisioterapia, que resultarán igualmente necesarias para la recuperación total de la lesión.