El pasado fin de semana se emitió en la Televisión de Galicia un reportaje sobre violencia de hijos a padres en el que participó María González, psicóloga del Centro Médico Deyre y especialista en este problema.

La Dra. González explicó en qué consiste este tipo de violencia en el que los hijos dirigen agresiones físicas, psicológicas o financieras hacia los padres, y cuyo comienzo suele darse de forma insidiosa, apareciendo primero gritos o insultos que, en algunos casos, escalan a empujones u otro tipo de comportamientos agresivos de tipo físico.

En cuanto a los perfiles que pueden establecerse, los adolescentes suelen ser impulsivos, con una baja tolerancia a la frustración, una falta de empatía en relación a sus padres y, algo muy relevante, una importante justificación de la violencia, llegando a considerarla como una estrategia útil para conseguir lo que quieren, y una tendencia a percibir el mundo y a sus padres de forma hostil.

El perfil de los padres suele ser por un lado el de personas muy culpabilizadas que atribuyen el problema de su hijo a un fallo en su labor como padres, y por otro lado aquellos padres que culpabilizan del 100% del problema a sus hijos, no considerándose parte implicada en el problema. En ambos casos resulta más útil hablar de responsabilidad y buscar la implicación de todos los miembros de la familia afectados.

Además, la Dra. González explicó que los factores de riesgo que más peso tienen en la actualidad son, por una lado, que los padres empleen la violencia para relacionarse con sus hijos, aunque sea en formas leves. Y otro, que sean muy críticos y poco afectuosos. Explicó como los límites son fundamentales pero también lo es el afecto que los padres manifiestan y que, bien ejercido, supone un factor de protección muy importante.

Otra cuestión también relevante es la normalización de la violencia que se hace por parte de la sociedad, y que lleva a que los adolescentes interioricen ideas como que la violencia es útil, o que ciertas formas de violencia “leves” son aceptables.

Por último, en relación al tratamiento, la Dra. González explicó la importancia que tiene el trabajar tanto con padres como con los hijos, cuanto antes mejor, y recurriendo a profesionales especializados en el fenómeno desde el ámbito de la psicología, lo cuál está permitiendo obtener resultados muy positivos para numerosas familias.

Puedes ver el reportaje (Min 6) sobre violencia de hijos a padres aquí