El fin de semana el Dr. González escribió en el Diario As sobre la planificación en el fútbol para obtener el máximo rendimiento deportivos de los jugadores. Siendo esta planificación más esencial cuando un jugador sobrepasa la treintena.

Comenta el Dr. González que la gestión del esfuerzo y la fatiga son fundamentales para la prevención de lesiones musculares. El jugador que consigue un correcto equilibrio entre entrenamiento, descanso y partido, obtiene éxito. En este sentido, la polémica sobre el estado de forma de Messi y Cristiano está servida.

El jugador madridista está en un buen momento de forma mientras que el azulgrana no está preparado en estos momentos para afrontar 90 minutos. Ha estado con la selección argentina, viajes constantes, lesionado y sin entrenar, competir y ni si quiera realizar readaptación física. Está muy bajo de forma.

Por otro lado, ha jugado todos los partidos con lo cual su fatiga física y mental es más grande y esto también afecta sobre todo a la esencia del fútbol, la definición, el gol.

En el caso de Cristiano, tras cumplir 33 años, Zidane ha dosificado totalmente los esfuerzos del jugador, rotando su presencia en varios partidos. El descanso es tan importante como un buen entrenamiento. Y en muchas ocasiones el sueño, dormir, es más importante que entrenar. Y esto a determinados entrenadores les cuesta entenderlo, ya que aparte de servir para una mejor recuperación física produce también una necesaria liberación mental.

Esta temporada Zidane ha hecho la misma planificación que la anterior. La eliminación de la Copa del Rey le ha venido fenomenal en este sentido ya que le ha permitido realizar un mini ciclo de preparación física que ha llevado a sus jugadores a estar en condiciones de nuevo óptimas para la fase más decisiva de la Champions.

Finalmente, es importante comentar que Messi es el jugador que mejor se autogestiona por lo que en pocos días veremos al astro azulgrana de nuevo en pleno rendimiento deportivo si las lesiones le respetan.

Consulta el artículo completo en el Diario AS: Zidane dosifica a Cristiano; Messi se autogestiona.