El proceso de degeneración artrósica de la articulación trapezometacarpiana, llamada comúnmente Rizartrosis, es una patología relativamente frecuente. Generalmente provoca dolor y en muchas ocasiones incapacidad para poder hacer determinadas actividades de la vida cotidiana, como abrir una botella o cualquier movimiento que requiera intervención de dicha estructura anatómica. Durante muchas décadas la rizartrosis ha sido una patología que no tenía solución ya que incluso la intervención quirúrgica no conseguía solucionar definitivamente el dolor.

En los últimos años afortunadamente la situación ha cambiado y en la actualidad las medidas terapéuticas consiguen gran alivio de la sintomatología dolorosa disminuyendo de forma considerable la incapacidad.

En las primeras fases del dolor la Fisioterapia mediante el masaje, rayos laser y la hipertermia profunda tipo Erba-Tec suelen producir un alivio del dolor. Sin embargo, la evolución de la lesión suele progresar en la mayoría de los casos y es entonces cuando aplicamos infiltraciones con corticoides, produciendo un gran alivio del dolor momentáneo.

En nuestro Centro Médico Deyre especialista en Medicina del Deporte, aplicamos desde hace años Factores de Crecimiento en la Rizartrosis combinándolos con tratamiento de Fisioterapia. En estos casos obtenemos resultados satisfactorios, si bien no llegamos a la tasa de éxito del 80% como en el caso de su aplicación en otras patologías como las de hombros o rodillas. En los casos en los que los Factores de Crecimiento no dan resultados, la cirugía es la única vía alternativa para dar solución definitiva a la Rizartrosis.