El sóleo es un músculo ancho y grueso que está situado en la parte posterior de la pierna, debajo de los gemelos y que junto a estos termina insertándose en el calcáneo por medio del poderoso tendón de Aquiles. Es un músculo que posee gran cantidad de fibras de contracción lenta a diferencia de los gemelos, que poseen mayor cantidad de fibras de contracción rápida, siendo fundamental para la bipedestación.

La lesión del sóleo es mucho más frecuente de lo que se pensaba antiguamente, ya que con la ecografía, es difícil objetivar con claridad su lesión. Sin embargo, en la actualidad, con el estudio mediante resonancia magnética vemos que la lesión recae sobre el músculo sóleo con mucha más frecuencia de lo que se pensaba. Y muchas veces se asocia a la lesión conjunta con el gemelo interno.

La sintomatología dolorosa del sóleo es menor que la del gemelo, por lo que el deportista se reincorpora con mayor rapidez a la actividad. Sin embargo tenemos que decir que la evolución suele ser tórpida, con recaídas frecuentes si no se conoce bien la estructura anatómica de este músculo y no se aplica el tratamiento adecuado.

No existen protocolos estandarizados para el tratamiento del sóleo. El tratamiento inicial debe de ser el reposo deportivo iniciando rápidamente el tratamiento de fisioterapia, mediante masajes, estiramientos, fortalecimientos concéntricos y excéntricos e hipertermia profunda mediante Erba-Tec.

Los tratamientos agresivos y dolorosos metiendo fuertemente los dedos están totalmente prohibidos en nuestro Centro Médico Deyre para el tratamiento de las lesiones musculares. Si la lesión es de grado II o incluso III, nosotros aplicamos también Factores de Crecimiento, para conseguir una mejor y más rápida restitución de la lesión, evitando de esta forma la formación de las temidas adherencias.

Y en cuanto al pronóstico decimos que si la lesión se sitúa en la aponeurosis lateral la recuperación es más rápida y en unas tres semanas el deportista está compitiendo. En cambio, si la lesión se sitúa en la parte central, el pronóstico en cuanto a tiempo puede ser de seis semanas. Así pues recomendamos paciencia a nuestro querido y admirado Sergio Ramos.

Consulta el artículo en el Diario AS: http://opinion.as.com/opinion/2014/10/08/portada/1412722242_475695.html