Patologías más frecuentes Espalda. Vértigo

El vértigo se caracteriza por sensación de inestabilidad y giro de objetos que puede acompañarse de náuseas, vómitos, palpitaciones o sudoración, entre otros.

Se puede producir por múltiples motivos como traumatismos, infecciones o cambios bruscos de la posición de la cabeza.

El diagnóstico en este caso es fundamental para distinguir el tipo de vértigo, para ello se realizan exploración y maniobras vestibulares, pudiéndose completar con pruebas complementarias.

Esta patología suele tener buena respuesta al tratamiento farmacológico, sin embargo, en casos rebeldes la fisioterapia clásica y postural son de gran ayuda.

El diagnóstico en este caso es fundamental para distinguir el tipo de vértigo y seguir así el tratamiento indicado. La fisioterapia clásica y postural resultan de gran ayuda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies