Indicada para activar la circulación local, mejorar el aspecto de la piel, la flacidez y darle luminosidad.

Consiste en la aplicación de infiltraciones subcutáneas con aguja muy fina de sustancias homeopáticas, aminoácidos esenciales, vitaminas y oligoelementos con o sin ácido hialurónico según las necesidades de la piel. Puede hacerse manualmente o con pistola.

Estimula el fibroblasto y la síntesis de colágeno, favorece la oxigenación cutánea, atenúa las arrugas.

PLANING

Sesión semanal de unos 15 minutos durante tres semanas. A veces cuatro son necesarias.

MANTENIMIENTO

Se recomienda repetir cada tres meses o incluso una vez al mes.

Los resultados suelen verse a los 15 días de finalizado el tratamiento.

Pueden aparecer hematomas por lo que se debe evitar la exposición al sol para evitar que éstos se cronifiquen. Un ligero picor y eritema local transitorios pueden aparecer al igual que la sensación de agujetas o un ligero dolor. Es posible la aparición de una anafilaxia.

Contraindicado en afecciones cutáneas, problemas de coagulación, alergias y ciertas enfermedades neoplásicas e infecciosas.

No es recomendable en caso de pánico a las agujas. No se recomienda en embarazadas o lactancia.

No exponer al sol la zona durante el tratamiento.