FACTORES PREDISPONENTES

Existen muchas causas responsables directa o indirectamente de una lesión muscular y que conviene conocer en profundidad, para establecer unos mejores criterios de tratamiento.

Entre las más importantes tenemos:

  • MALA PLANIFICACION DE LA PRETEMPORADA
  • CAMBIOS CONSTANTES DE ENTRENADOR
  • ENTRENAMIENTOS INADECUADOS
  • PRECALENTAMIENTO DEFICIENTE O INSUFICIENTE
  • VIAJES
  • INFECCIONES
  • TABACO Y ALCOHOL
  • Situaciones EMOCIONALES y DE STRESS
  • CALAMBRES

Entre las más importantes tenemos:

  • MALA PLANIFICACION DE LA PRETEMPORADA: Es curioso observar cómo todo el mundo está de acuerdo en la importancia de la pretemporada.
    Todo el mundo sabe, que la preparación física, durante la pretemporada, es básica y fundamental para afrontar la campaña deportiva.Sin embargo, la realidad está muy alejada de la teoría. En los equipos profesionales priman más los objetivos económicos a corto plazo. Por ese motivo, durante la pretemporada dedican muchos días a partidos amistosos, torneos nacionales o internacionales, que dejan sustanciosos beneficios en las arcas del club, y van en detrimento de la preparación física del equipo, ya que los jugadores están constantemente viajando, autocares, aviones, largas esperas en los aeropuertos, alteraciones del ritmo del sueño al acostarse muy tarde por los torneos veraniegos y levantarse muy temprano para coger el avión. Cansancio, sueño y enfados son las notas habituales en las
    pretemporadas.Cuando una pretemporada es mala (nunca lo es por culpa de los responsables del equipo, sino por los dirigentes deportivos), la incidencia de lesiones, aumenta considerablemente a lo largo de la campaña deportiva. Y no sólo, en el número, sino también en la importancia de éstas.
  • CAMBIOS CONSTANTES DE ENTRENADOR: Es la causa fundamental de las lesiones musculares, que se producen en cadena en una plantilla de deportistas.
    El cambio en la metódica de entrenamiento y por supuesto en la programación, da lugar al mayor número de lesiones musculares. Cada entrenador tiene su propio método de trabajo y por supuesto de preparación física. En nuestra experiencia a lo largo de muchos años, hemos visto cómo un entrenador
    es sustituido por otro y al día siguiente ha comenzado a someter a los jugadores a unos entrenamientos maratonianos y de enorme intensidad.En mi experiencia personal, esta circunstancia la he vivido 7 veces en una temporada. Al final, cada entrenamiento o partido, suponía nuevos lesionados.
  • ENTRENAMIENTOS INADECUADOS: Tanto por defecto como por exceso. Este aspecto es muy importante en el deporte juvenil e infantil, donde últimamente estamos viendo lesiones musculares impropias en un niño.
    Los Raules y Ronaldos, vendrán con el desarrollo propio de un niño, no con los intensos entrenamientos a que algunos someten a los niños. En el último congreso celebrado hace un mes en Zaragoza, los médicos de equipos de fútbol, celebramos una mesa redonda, sobre las lesiones deportivas en el niño.El aumento y gravedad de las lesiones producidas en el niño, es espectacular. Cada día hay más lesiones en el niño, y cada día vemos lesiones deportivas en el niño en edades más tempranas.Hace tres años, nosotros prácticamente no veíamos lesiones musculares en el niño. Arrancamientos de la espina ilíaca antero-superior o de los isquios, siempre han existido, pero auténticas lesiones musculares en el niño, ahora estamos viendo y tratando cada día con más frecuencia.La intensidad de la preparación física, la intensidad y frecuencia de los entrenamientos y los circuitos de pesas en el gimnasio, (juntamente con ciertas ayudas ergogénicas ya por mi denunciadas en múltiples reuniones con el Consejo Superior de Deportes), son los responsables de que cada día veamos a niños con más masas musculares en cuadriceps y gemelos que realmente llama la atención.Conclusión: A mayor preparación física, a mayor número de entrenamientos, mayores sesiones de gimnasio, mayor número de lesiones deportivas en el niño.Creo que una mayor coordinación entre los médicos, preparadores físicos y entrenadores, se hace cada día más necesaria, para evitar lesiones deportivas en el niño y en definitiva para prevenir la salud de niño.
  • PRECALENTAMIENTO DEFICIENTE O INSUFICIENTE: Es frecuente observar, cómo un jugador que tiene que salir inesperadamente al terreno de juego, por lesión de un compañero, y que no ha tenido tiempo de un adecuado calentamiento, a los pocos minutos tiene que abandonar el terreno de juego, aquejado de una lesión muscular.
    En estos casos, el deportista sistemáticamente dice que no ha tenido tiempo para “calentar” y por eso se ha lesionado.
    Esto es en el deporte profesional, porque en el deporte amateur, las cosas son mucho más llamativas, por cuanto que el calentamiento prácticamente no existe y el número de lesiones musculares, es cada día mayor. Los que practicamos deporte, vemos cómo el calentamiento previo, prácticamente no existe. Y si uno quiere realizarlo, el compañero le está metiendo prisa para iniciar
    el partido. Que no pierda tiempo con tonterías.Una buena movilidad articular y unos estiramientos básicos, son la base de la prevención ene el deporte aficionado.
  • VIAJES: La enorme profesionalización del deporte hoy en día, lleva consigo la realización de constantes viajes y no siempre con el descanso adecuado.
    El SUEÑO INADECUADO, tanto por no haber podido conciliar el sueño, como por tener que madrugar excesivamente para emprender un viaje, sin haber dado al organismo las horas suficientes de sueño para su recuperación después de un partido, son también causa importante de lesión, ya que nada más llegar de viaje, es frecuente ir directamente al entrenamiento. Es posible que algún día consigamos convencer a los dirigentes y algún entrenador que las largas esperas en los aeropuertos producen más cansancio y fatiga que un intenso entrenamiento.
  • INFECCIONES: Las infecciones dentales, las caries y en general, cualquier tipo de infección orgánica, son causa importante, tanto de una lesión muscular, como de las recaídas de las mismas. Las revisiones dentales deben realizarse sistemáticamente en el deporte profesional.
  • TABACO Y ALCOHOL: Su abuso, sí que puede tener incidencia en las lesiones musculares, si bien el mecanismo de producción no se ha demostrado claramente. Pero la evidencia en muchos casos ha sido y sigue siendo clara.
  • Actividad sexual excesiva la noche antes de la competición, también es una causa importante, en la disminución del rendimiento deportivo y en la aparición de lesiones.Nosotros no somos partidarios de las largas concentraciones. Y si éstas tienen que producirse, no somos partidarios de la prohibición de las relaciones sexuales.Tampoco somos contrarios a la existencia de relaciones sexuales la noche antes de una competición, siempre y cuando sean con la pareja habitual.El trasnochar, tabaco, alcohol y sexo es un cóctel que propicia, menos rendimiento y más lesiones.
  • Situaciones EMOCIONALES y DE STRESS, pueden ser también mecanismo desencadenante de una lesión muscular.Las situaciones emocionales intensas dan lugar a una incoordinación neuromuscular, responsable de un buen número de lesiones:
    • Es relativamente frecuente, que cuando un jugador es llamado para la selección nacional y juega, su riesgo lesional durante un pequeño tiempo, aumenta.
    • Después de una lesión grave, hay que aumentar progresivamente la carga de trabajo físico y en muchas ocasiones frenar al deportista, ya que las ansias de volver a la competición, le llevan a entrenamientos más intensos y en consecuencia a mayores lesiones musculares.

    Las situaciones de STRESS, tanto familiares como fundamentalmente económicas con el CLUB, son también causa desencadenante de las lesiones musculares.

    Cuando se prolongan las negociaciones para la firma de un contrato, tanto para una mejora económica como para un cambio de equipo, hay un menor rendimiento deportivo y en muchas ocasiones un mayor número de lesiones tanto reales como tremendamente subjetivas por parte del deportista.

    Finalmente, decir que en nuestro quehacer diario, hemos observado que cuando un deportista está en su momento más DULCE, es decir, cuando está a su más alto nivel de rendimiento deportivo, es cuanto mayor riesgo lesional tiene.
    Causas desconocidas, evidencian la práctica diaria.

  • CALAMBRES: Los calambres entran dentro del capítulo de las lesiones musculares.Los calambres afectan a la mayoría de las personas tanto deportistas o no, en ALGUN momento de su vida.
    Los deportistas pueden sufrir calambres, normalmente al finalizar la actividad deportiva, es decir, al final del partido, si bien es muy raro que un deportista entrenado presente CALAMBRES al inicio de una competición.Los calambres de aparición nocturna, son más frecuentes en personas mayores. Causas:

    • La pérdida de abundante líquido durante la competición, sin una buena reposición predispone a la aparición del calambre, sin que se sepa cúal es la causa exacta.
      Antiguamente se decía que era debido a la pérdida de SAL, sin embargo hoy día se sabe que la deshidratación, producida por el sudor, produce una concentración salina en el organismo.
    • Todas aquellas causas que alteren la circulación sanguínea, deben de ser tenidas en cuenta: calcetines apretados, calzado pequeño, etc.
    • Fatiga muscular, por sobreesfuerzo durante la competición.
    • De origen medicamentoso. Las personas que toman diuréticos son más propensos a los calambres.
    • De origen psicógeno. Muy frecuente en deportistas jóvenes, cuando compiten en presencia de sus familiares y amigos.

    El tratamiento básico consiste en eliminar la causa y en el estiramiento inmediato del músculo contraído, masaje de relajación.