Viendo las imágenes de la lesión de Neymar tenemos que estar contentos con la lesión sufrida, ya que por el mecanismo de producción, las lesiones podían haber sido mucho peores. En principio daba la sensación de que la rodilla podía estar afectada y posteriormente viendo como se doblaba el tobillo con un mecanismo de eversión total, nos hacía sospechar de una posible lesión complicada del ligamento deltoideo. Una vez realizados los correspondientes estudios por los servicios médicos del Barcelona, emiten un informe en el que dicen que hay un “esguince de los tendones de los peroneos”, con un pronóstico de 3 a 4 semanas. Nos alegramos sinceramente de que la lesión haya sido menor.

Sin embargo, desde el punto de vista médico, yo no alcanzo a comprender lo que significa un esguince de los tendones de los peroneos, ya que los tendones pueden romperse e incluso subluxarse, pero desde luego, en un tendón no existe esguince.

El esguince ocurre en el complejo capsuloligamentoso que protege a una articulación, pero nunca en un tendón. Es posible que esta nueva nomenclatura sea un avance en la medicina, pero desde luego totalmente desconocida para muchos especialistas entre los que yo me encuentro.

Consulta el artículo en el Diario AS: http://opinion.as.com/opinion/2014/01/17/portada/1389990736_835659.html