La Fascitis Plantar es una patología relativamente frecuente, que no es grave pero que con mucha frecuencia provoca una sintomatología dolorosa e invalidante al paciente.

Es una patología que ha ido cambiando de nombre a medida que han aparecido nuevos conocimientos anatomofisiológicos. Y así, vemos como antiguamente hablábamos de Talalgia, ya que el dolor se localizaba fundamentalmente en el talón; Espolón Calcáneo, era otra de las denominaciones antiguas, que incluso provocaba la exéresis quirúrgica del espolón calcáneo como tratamiento de elección, cuando el tratamiento conservador no provocaba resultado satisfactorio y la evolución seguía siendo dolorosa.

Finalmente en los últimos años se habla de Fascitis Plantar, terminología que se acerca más a los conocimientos anatomopatológicos actuales.

El diagnóstico de la Fascitis Plantar es eminentemente clínico, y se confirma con el estudio radiológico simple y la ecografía.

El protocolo de tratamiento establecido en nuestro Centro Médico Deyre es el siguiente:

  • Tratamiento de Fisioterapia, mediante masajes, estiramientos y diatermia profunda mediante el sistema Erba-TEC.
  • Plantillas de descarga.
  • Zapatos tipo M.B.T. o Sckechers que liberan al talón de presión en la deambulación por la forma anatómica de su suela curva.
  • Aplicación de Ondas de Choque.

Si no mejora con 10 sesiones de Rehabilitación aplicamos infiltración con corticoide bajo control ecográfico.

Y si a pesar de todo recae o no desaparece del todo, aplicamos tratamiento mediante Factores de Crecimiento con 3 infiltraciones bajo control ecográfico, para la resolución final de su Fascitis.

Más de la mitad de los pacientes mejora considerablemente con el tratamiento conservador y solo a un pequeño porcentaje hay que realizar tratamiento más agresivo mediante infiltración.