Mucho se esta hablando estos días sobre el efecto de los factores de crecimiento en el tratamiento de las lesiones de rodilla.

Sin embargo, los tratamientos con factores de crecimiento, se están utilizando de forma sistemática y con resultados altamente satisfactorios y desde luego su aplicación es mucho mas sencilla y por supuesto mucho mas económica. Vamos, prácticamente al alcance de la mayoría de las economías.

La técnica es sencilla, basta con una extracción de sangre, centrifugar la misma y al cabo de una media hora aproximadamente, inyectar la solución  preparada en el lugar de la dolencia, en forma de infiltración y el paciente se va a casa tranquilamente, pudiendo realizar cualquiera de las actividades cotidianas o laborales habituales. A los deportistas les decimos que ese mismo día no hagan deporte, pero desde luego a las 24 horas ya pueden estar tranquilamente entrenando.

En nuestro centro, aplicamos esta técnica desde hace ya unos años, y con resultados altamente satisfactorios ya que mas de un 84 por ciento de los casos  encuentran mejoría tras el tratamiento. Y algunos de ellos de forma espectacular.

¿Cuales son las patologías más beneficiadas por el uso de factores de crecimiento?

Pues las artrosis de rodillas en personas de edad avanzada, en la mayoría de los casos manifiestan mejorías notables que les permite de nuevo caminar tras el tratamiento de factores de crecimiento o plasma rico en plaquetas. Las lesiones del cartílago de la rodilla, tobillo y cadera, también se benefician de esta técnica.

Las tendinitis aquileas y tendinitis rotulianas rebeldes a los tratamientos conservadores,  mejoran de forma espectacular después de dos o tres infiltraciones con factores de crecimiento.

Y finalmente los hombros con tendinopatías dolorosas, también mejoran después de la aplicación de infiltraciones de esta técnica.

Afortunadamente, son muy pocas las personas que tienen contraindicado este tipo de tratamientos médicos.

Entrevista al Doctor José González en el programa de La mañana de TVE sobre los factores de crecimiento.