Esta semana el Dr. González escribe en el Diario AS sobre la lesión de Neymar.

Viendo abandonar al jugador el terreno de juego con un fuerte dolor en su tobillo el temor era importante. Anoche el PSG reveló que Neymar sufre un esguince en el tobillo derecho y una fisura en el quinto metatarsiano.

Tal vez con la primera lesión hubiese podido llegar a tiempo. Pero con la segunda es imposible, una semana es tiempo insuficiente para su recuperación.

Ahora ya no es relevante que el esguince sea de grado I o II. No podrá estar presente contra el Real Madrid el próximo 6 de marzo en París.

Si se hubiese tratado únicamente de un esguince leve, habría podido arriesgar en un partido tan importante para los dos equipos.

Es en estos casos concretos cuando se puede infiltrar el tobillo in situ. Es decir, en el mismo lugar de la lesión, ya mismo (no esperar al momento del partido, como erróneamente se dice) con un antiinflamatorio y aplicar tratamiento apropiado de fisioterapia y electroterapia, de forma que con un buen vendaje funcional podría saltar al terreno de juego con garantías suficientes para que su rendimiento fuera óptimo sin agravar la lesión. Sin embargo, la presencia de una fisura imposibilitará que el jugador pueda disputar este partido.

Consulta el artículo en el Diario AS: Neymar lo tiene imposible