Caso clínico de paciente de 66 años que hacía 8 meses jugando al golf nota dolor brusco en codo derecho. Gran impotencia funcional.

En urgencias le diagnosticaron epicondilitis versus rotura parcial del extensor común de los dedos. Realizó 20 sesiones de fisioterapia sin mejoría, lo que le impedía jugar.

Acudió a nuestro Centro donde tras exploración clínica y ecográfica se diagnosticó de rotura antigua del extensor común de los dedos.

Tras haber realizado tratamiento de rehabilitación y sin mejoría se le propuso Plasma Rico en Factores de Crecimiento.

Se han realizado tres infiltraciones con control ecográfico con un intervalo de 2 semanas entre cada infiltración.

La evolución ha sido que tras pasar 1 semana de la 1ª infiltración el paciente jugó 5 días al golf sin apenas casi molestias, entre la 2ª y 3ª podía elevar objetos de más de 10 Kg y tras el control al mes tras la 3ª, el paciente refiere que no presenta síntomas dolorosos.

En nuestra experiencia en el Centro Médico Deyre la aplicación de Factores de Crecimiento en esta patología obtiene resultados superiores al 90%.