Paciente de 40 años de edad que acude a nuestra consulta por problemas en ambas rodillas de cuatro años de evolución y antecedentes durante la infancia de enfermedad de Osgood-Schlatter bilateral.

A la exploración clínica presenta signos y síntomas típicos de condromalacia rotuliana bilateral.

Aporta estudio mediante resonancia magnética de ambas rodillas en el que se confirma la existencia de una condromalacia rotuliana grado IV.

Se prescribe tratamiento de fisioterapiamediante masoterapia, cinesiterapia, electroterapia y ejercicios de fortalecimiento y propiocepción y se recomiendan infiltraciones con plasma rico en factores de crecimiento.

Se realizan tres infiltraciones en cada rodilla con un intervalo semanal y posteriormente se pautan medidas preventivas y continuar con ejercicios domiciliarios.

En la revisión al mes y medio de evolución la paciente manifiesta una mejoría significativa de su sintomatología dolorosa y en la revisión anual refiere encontrarse asintomática, por lo que es dada de alta recomendándose continuar con los ejercicios y medidas preventivas pautados.