A estas alturas del año, las lesiones musculares están a la orden del día en prácticamente todos los deportes.

Todos nos preguntan por la causa de estas lesiones musculares y la verdad es que no hay una sola causa, sino que son un cúmulo de circunstancias en la mayoría de las ocasiones, las que provoca las lesiones musculares.

No obstante, vamos a enumerar las más frecuentes para que sirva de orientación y prevención a todos aquellos que practican deporte de forma habitual.

CAUSAS

Entre las causas más importantes tenemos:

  • ACÚMULO EXCESIVO DE DEPORTE

    • Acumulo de partidos en la temporada.
    • Sobrecarga.
    • Sobre- entrenamiento.
  • DESCANSO INADECUADO

    • Viajes constantes.
    • No dormir las horas adecuadas.
    • No descansar los días adecuados.
  • STRESS

    • La ansiedad y preocupaciones, activa los sistemas de alarma y provoca alteraciones en el sistema neurovascular, provocando lesiones.
    • Situaciones económicas del club.
    • Situaciones familiares.
  • INFECCIONES

    Las infecciones son una causa importante en la producción de lesiones musculares. Y dentro del capítulo de las infecciones, debemos hacer hincapié en las infecciones musculares, caries, mulas picadas, inflamaciones de las muelas del juicio, etc.

  • FALTA DE ENTRENAMIENTO

    • Hacer deporte, sin entrenamiento previo.
    • No realizar estiramientos.
    • No realizar calentamientos.

RECOMENDACIONES

  • Calentar y Estirar bien antes de realizar deporte. Causa que habitualmente no se lleva a cabo a pesar de los consejos.
  • Cuidarse la boca. Controlar las muelas del juicio y evitar las caries dentales. Higiene dental: Básica.
  • Buscar el difícil equilibrio entre:
    • Deporte
    • Descanso
    • Entrenamiento

    Importante para obtener el máximo rendimiento Físico y deportivo.

  • UTILIZAR LA EQUIPACIÓN DEPORTIVA CORRECTA.
    • Zapatillas o botas no muy ajustadas.
    • Calcetines no prietos.
    • Medias no ajustadas.
    • Raqueta con empuñadura adecuada.

TRATAMIENTO. NORMAS BÁSICAS

  • Retirarse de la actividad deportiva, nada más notar un pinchazo o una sensación extraña en el músculo.
  • Aplicación de Frío: No más de 20 minutos seguidos. Aplicado varias veces.
  • Realizar estiramientos suaves que provocan disconfort pero no dolor.
  • Si la lesión es en el miembro inferior, tratar de caminar despacio y sin cojear.
  • Si es posible diagnóstico médico mejor. Si no acudir al Fisio.
    No permitir que te “metan” los dedos. Es decir que te hagan mucho daño para tratar la lesión.
    El “meter” los dedos y hacer mucho daño no tiene ningún fundamento MÉDICO NI CIENTÍFICO.
  • Reiniciar la Actividad Deportiva en tiempo y de forma progresiva. Es decir no reaparecer pronto porque la RECAIDA es peor.
  • De nada sirven los ANTINFLAMATORIOS.